FOTOS SIN PORQUE

sábado, 22 de abril de 2017

Fotos casuales.

Foto nocturna de una joven mirando una vidriera iluminada.

Vinería nocturna


Ya oscuro, entrando la noche, ella sola, ahí parada me llamó la atención.
Tenía mi cámara conmigo y entonces aproveché para tomar la foto mientras la gente transitaba por el lugar. 
¿Porque observaba tanto la vidriera? ¿Qué es lo que le atraía? ¿Estaba haciendo tiempo mientras esperaba a otra persona?
Sea lo que fuere no lo sabré jamás. o estaba de paso , por lo que no me quedé mucho tiempo y seguí mi camino.
Los fantasmas de la noche nos acompañan en esta imagen y hacen volar nuestra imaginación.

 

viernes, 14 de abril de 2017

El retrato al aire libre.

Retrato en ByN de músico tocando la guitarra.
Guitarrero

Esta imagen fue captada en un verano en Mar del Plata, al aire libre y a  pleno sol.
El sol ilumina al sujeto desde un costado y desde atrás por lo que la luz lo contornea y lo define.
Una especie de contra luz que supe aprovechar. Trágico hubiera sido con el sol de frente.
La conversión al Blanco y Negro le da mas fuerza al mensaje que nos quiere transmitir.

El músico ejecuta la guitarra con solvencia y con un celo casi profesional, como si estuviera en un gran auditorio con sala llena.
Hace lo que siente y lo hace bien, 
Él como tantos artistas que llegan en verano, músicos, cantantes y bailarines  brindan su arte en la rambla o en las playas por el módico precio de la voluntad. 

No sé su nombre, no lo conozco yo, usted tal vez.


sábado, 8 de abril de 2017

La fotografía al aire libre

Pareja de jóvenes sentados en el césped del parque.
Amor en el parque

Salir a la calle, afuera de nuestra casa, cámara en mano, disfrutar del aire y  el paisaje que se nos muestra como si fuera la primera vez tiene algo de mágico.

La fotografía al aire libre tiene sus bemoles y si queremos obtener el mejor resultado debemos planificar la salida: tener en cuenta el informe del tiempo -sol, lluvia, nublado- elegir el horario en que se van ha tomar las fotos, el tipo de fotos, etc.
Un verdadero lío para quien como yo disfruta de hacer fotos por que sí.

Esta foto no es un retrato, es paisaje urbano y como tal cada plano tiene su importancia.
En el caso de un retrato debería haber usado una abertura de diafragma muy grande para obtener desenfoque que destaque a la pareja.
Este paisaje urbano tiene un punto de atracción que son los dos chicos sentados, pero luego tanto el piso como el fondo que lo rodea tiene presencia a tal punto de completar la escena.

Una foto urbana donde el color impacta, tiene trascendencia y da vida a la imagen.




sábado, 1 de abril de 2017

Fotografía Urbana.El Barrio.

Pasaje entre Peña y P de Melo en Buenos Aires.
Bollini
Barrio con color y olor a barrio.
Las calles adoquinadas, veredas angostas, casa bajas y finamente pintada de diversos colores nos llevan a otros momentos de nuestras vidas y sin querer nos vemos confundidos con los pibes de la esquina jugando a la pelota, a la mancha, las escondidas o cualquier cosa que se nos ocurriera.
Que lejos estábamos de tener miedo a jugar en la calle, salvo la precaución  de mirar de vez en cuando por si veía un carro o jinete apresurado con destino al almacén.

El pasaje Bollini ubicado entre las calles French y Pacheco de Melo  por su historia has sido declarado como una zona de arquitectura especial por La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires .
Preservando así con  sus calles adoquinadas y la fachada de las casas en las que antaño vivian los peones del campo de  Francisco Bollini.

Tabién Borges se ocupó del pasaje al que llamó:

"La cortada de Bollini"Contemporáneos del revólver, del rifle y de las misteriosas armas atómicas, contemporáneos de las vastas guerras mundiales, de la guerra del Vietnam y de la del Líbano, sentimos la nostalgia de las modestas y secretas peleas que se dieron aqui hacia mil ochocientos noventaitantos a unos pasos del Hospital Rivadavia. La zona entre los fondos del cementerio y el amarillo paredón de la cárcel se llamó alguna vez la Tierra del Fuego; la gente de aquel arrabal elegía (nos cuentan) esta cortada para los duelos a cuchillo. Esto habrá ocurrido una sola vez y luego se dirían que fueron muchas. No había testigos, salvo, quizá, algún vigilante curioso que observaría y apreciaría las idas y venidas de los aceros. Un poncho haría de escudo en el brazo izquierdo; el puñal buscaría el vientre o el pecho del otro; si los duelistas eran diestros la contienda podría durar mucho tiempo.Sea lo que fuere, es grato estar en esta casa, de noche, bajo los altos cielos rasos, y saber que afuera están las casas bajas que aún quedan, los hoy ausentes conventillos y corralones y las tal vez apócrifas sombras de esa pobre mitología.
Jorge Luis Borges
ATLAS, Ed. Sudamericana, Bs. As.
         Tomado de Oye Borges